HIPOTECA

Es un derecho de prenda que se constituye sobre un inmueble a favor de un acreedor como garantía de una deuda (el préstamo o mutuo es el contrato principal) conservando el deudor el dominio sobre el bien.
Se celebra por escritura pública.
  • Puede hipotecar quien tiene pleno dominio. Se puede hipotecar para garantizar deudas propias o ajenas.
  • También puede hipotecar quien tiene solo un derecho de cuota, o sea que está en comunidad con otras personas propietarios del bien.
  • El bien hipotecario siempre es susceptible de compraventa, pues la garantía permite perseguir el bien en cabeza de quien este radicada la propiedad.

La Hipoteca Determinada:

Se indica el valor por el cual se constituye la garantía, sí usted necesita más dinero tendrá que hacer una nueva escritura de ampliación de hipoteca (sin paz y salvo predial o autoevalúo).

La Hipoteca Indeterminada:

 El artículo 2455 del Código Civil, permite la constitución de hipoteca sin limite. Cuando la Hipoteca es indeterminada no se señalará cuantía en la columna del folio correspondiente, esto no excluye la obligación de expresar su valor en el título escriturar para efectos fiscales exclusivamente.

  • Copia de la escritura pública por la cual es dueño del bien inmueble que va a hipotecar.
  • Certificado de tradición y libertad al día (este documento refleja la situación jurídica del bien inmueble, que gravámenes soporta, si existe algún embargo vigente, etc.)
  • Carta de la entidad crediticia en la que se expresa el valor del crédito que se está concediendo, igual se procede si quién presta el dinero es una persona natural.
  • Paz y salvo vigente de Impuesto Predial.
  • Fotocopias de las cédulas de ciudadanía del acreedor y del deudor hipotecario si son personas naturales; si se trata de un acreedor hipotecario que sea entidad bancaria o persona jurídica el correspondiente certificado de existencia y representación.
  •  Acreedor y deudor deben acudir personalmente a la Notaría para la firma de la correspondiente Escritura.
  • Cuando se trata de un crédito con una entidad bancaria, ésta se encarga de remitir con el usuario la minuta correspondiente.

El interesado en la cancelación de una hipoteca es el deudor hipotecario. Y deberá aportar los siguientes documentos:

  • Minuta que envía la entidad bancaria o persona jurídica  con la calidad de acreedor hipotecario, el interesado la trae a la Notaría para la elaboración de la correspondiente escritura, ésta solamente la va a firmar el representante legal de la entidad o sociedad de que se trate.
  • Pago de Derechos Notariales de acuerdo a tarifas vigentes.

La Notaría envía el instrumento para la firma del representante legal de la entidad sociedad de que se trate, de conformidad con lo dispuesto con el artículo 12 del Decreto 2148 de 1983.

Como conclusión de este trámite al deudor hipotecario (interesado) se le va entregar copia de la escritura de cancelación de hipoteca y los correspondientes certificados con destino a la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos de conformidad con el artículo 52 y siguientes del Decreto Ley 960 de 1970.

  • En el caso de que el acreedor hipotecario sea una persona natural debe venir ella a solicitar la elaboración de la correspondiente escritura de cancelación y será ella la única que debe comparecer para firmar la correspondiente escritura.
  • Cancelados los derechos notariales con el deudor hipotecario se procede como se anotó en el caso anterior.

Pin It on Pinterest

Share This